ENGLISH | FRENCH
German English French Espanol Italy Portugues

Espíritu DIÁLOGO INTERRELIGIOSO E INTERCONFESIONAL ÚLTIMAS NOTICIAS DÍA INTERNACIONAL DE LA CONVIVENCIA EN PAZ: FORO DE CÓRDOBA

UNA CRÓNICA DEL FORO DE CÓRDOBA 2019.
Por Rafael Monzó, Presidente de Centro UNESCO Valencia/Mediterráneo

Entre los días 15-17 de mayo, tuvo lugar el Foro Internacional de Córdoba y la Celebración del Día Internacional de la Convivencia en Paz, proclamado el 8 de diciembre de 2017 por unanimidad de los 193 Estados Miembros de Naciones Unidas, encomendando a UNESCO su promoción y difusión.

Este evento de Córdoba fue un hito histórico que contó con un ambiente excepcional y un gran nivel de participación y en el que estuvieron presentes cerca de un centenar de asistentes, organizaciones de 44 países, coordinado por la Fundación Paradigma, Fundación Nicholas Puech y con la generosa contribución de varias instituciones que han llamado a revivir el legendario "Espíritu de Córdoba".

El día 16 hice entrega, a algunas personas, de una documentación que llevaba conmigo. Se trataba de la "Declaración Universal de los Deberes y Responsabilidades Humanas", cuya promulgación fue promovida por Federico Mayor Zaragoza, siendo Director General de UNESCO, hace ahora 20 años en Valencia, en colaboración con la Fundación Valencia III Milenio, coincidiendo con la celebración del cincuenta aniversario de la proclamación de los Derechos Humanos.

Antes de salir de Valencia, visité a la directora de aquel histórico evento, Rosa María Rodríguez Magda, quien tuvo que sacar del olvido aquellos documentos. Desde entonces, autoridades políticas, instituciones y otros organismos, prefirieron no tener que asumir responsabilidades frente a los ciudadanos y no quisieron comprometerse de verdad con tan importante declaración, por lo que llegó a ser olvidada con el paso del tiempo. Pero sentí el impulso, ahora que se cumple el XX Aniversario de su proclamación, de que aquí en el Foro de Córdoba y también en nuestro encuentro anual intercultural del Mediterráneo, la Multaqa de Valencia, podrían llegar quizás a encontrar su lugar.

Durante la celebración del evento, el Cheik Bentounes, promotor de la celebración del Día Internacional de la Convivencia en Paz, recibió una carta del Papa Francisco, que fue leída durante una sesión plenaria del Foro de Córdoba, en donde nos decía:

"...trabajar por la llegada de una Fraternidad Universal y una Civilización del Amor ."

Después de aquella segunda jornada del Foro, pudimos visitar la monumental Mezquita/Catedral de Córdoba, con el Cheikh Bentounes y todos los participantes en el Foro.

Lo extraordinario para mí fue, que en aquel mismo momento en que entregaba al Cheikh Bentounes el documento de la Declaración Universal ¡él recibía la carta del Papa Francisco!

Pero además, después de entregar más tarde, este mismo documento al director del Foro, Jaques Morillon, también llegó a mis manos, de manera inesperada, la carta de Audrey Azoulay, Directora General de UNESCO, a través de Ghislaine Alajouanine, invitada especial al Foro de Córdoba, Miembro del Instituto Francés y Académica de Ciencias Morales y Políticas de Francia, quien nos presentó su Grial: "Plegaria por la Convivencia".

También entregué el documento de la Declaración a Camilo Ayala, un joven colombiano representante internacional de los Scouts. Él nos relató la gran experiencia que marcó su vida, cuando murió su tío, tiroteado por la guerrilla, en sus brazos y entonces le dijo: " Tú has nacido para hacer algo grande, no te conformes con menos."

Me acerqué a él, tras escuchar su testimonio y le dije: "Aquí tienes está Declaración Universal, que vio la luz hace 20 años en Valencia, la Ciudad de la Esperanza, llévala al corazón de los cincuenta millones de jóvenes Scouts que hay en el mundo y que lleguen a comprometer su vida con ella."

También le entregué el documento a Faisal Bin Muaammar, Secretario General de KAICIID, Centro para el diálogo interreligioso e intercultural de la Casa Real de Arabia Saudí.

Otra carpeta, con el documento de la Declaración, la puse en manos de Abraham Haim, el Presidente de la Comunidad Sefardí de Jerusalén y de Oriente, para que la llevara a Israel y a todos los miembros de su comunidad internacional.

El último día, en la sesión de clausura, se adoptó por unanimidad, a propuesta de los integrantes de un grupo de trabajo del Foro de Córdoba, la Declaración de Valencia 2000, como documento que nos llegue a unir, a todos los ciudadanos de la presente y futura sociedad de la globalización:

"...nos llevó a la conclusión, de la necesidad de encontrar un símbolo común, un nuevo símbolo que nos represente como Humanidad, que nos dé la calidad de humanos que estamos buscando y de humanos que quieren vivir en Convivencia y Paz, y ese símbolo ya lo tenemos ahora aquí, porque debería llegar a ser la "Declaración Universal de los Deberes Humanos", que fue firmada en Valencia en el año 2000.

Consideramos que para todas las personas que buscan la convivencia, nos ayudaría trabajar en la divulgación y en la promoción de este importante documento que puede llegar a convertirse en ese nuevo símbolo, para seguir avanzando hacia la Convivencia en Paz que deseamos alcanzar ..."


Un día después de finalizado el Foro, llegaron buenas noticias.

En respuesta al envío que hice, de una referencia sobre el Foro a Ernesto Kahan, Premio Nobel de la Paz, portavoz del movimiento por la prevención de la Guerra Nuclear, nos respondió así desde Israel:

"Es grandioso. Te abrazo amigo hermano. Me has emocionado:

Firmo, afirmo y defiendo esta Declaración de Valencia 2000. Creo que con fines EDUCATIVOS debiera ser sustentada por la afirmación que en el presente se encuentran los recursos necesarios para implementarla, y con fines de esa misma implementación, se deberían crear mecanismos para el establecimiento de metas y prioridades"

Entonces sentí que sería importante invitar a la organización internacional de Scouts, a los participantes del Foro y a Ernesto Kahan, a participar en Valencia en nuestra próxima Multaqa 2020, junto con nuestros amigos el Cheikh Bentounes y Abraham Haim, para la Celebración del XX Aniversario de la Declaración Universal de los Deberes Humanos: "Valencia Ciudad de la Esperanza: Ética y Valores en el Tercer Milenio".

Ojalá que esta iniciativa, que tuvo lugar aquí en Córdoba, con la participación de tantas personas que invocan a la Convivencia en Paz, sea una ayuda para despertar un nuevo día, lleno de esperanza y de futuro. Como dice el Cheikh Bentounes, que ayude a la reconciliación de la Familia Humana, en el que se cambie la fuerza de las armas por la fuerza de las palabras y donde seamos capaces de construir una nueva sociedad, unos con otros y no unos contra otros.

En el pasado fue legendaria una Cruzada de los niños, que terminó en un gran drama. Ahora, mil años después, quizás podría ser, que otro ejército de jóvenes, esta vez sí, nos enseñaran el camino hacia una Cultura de Paz, para afrontar los retos del milenio que tenemos frente a nosotros.

Rafael Monzó

Presidente de Centro UNESCO Valencia/Mediterráneo

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE VALENCIA 2000

< >

Todos los derechos reservados. Diseño Web: Phi Design