ENGLISH | FRENCH
German English French Espanol Italy Portugues

Espíritu CENTRO VEDÁNTICO DE YOGA Y MEDITACIÓN - CAMPUS PHI

CENTRO VEDÁNTICO DE YOGA Y MEDITACIÓN - CAMPUS PHI

ACCEDE A LAS ÚLTIMAS NOTICIAS PINCHANDO AQUÍ

PROGRAMA DE ACTIVIDADES CENTRO VEDÁNTICO DE YOGA Y MEDITACIÓN

PROYECTO SINGULAR CAMPUS PHI

- Escuela PHI de Yoga Vedanta y Meditación (en adelante EPHI-YVM)

- Centro Vedántico de la EPHI-YVM

Para la consecución de los fines fundacionales Fundación PHI define en la actualidad una serie de actividades fundamentales, encuadradas en el Proyecto Singular Campus PHI, que definen y armonizan el conjunto de actuaciones de Fundación:

Las actividades de la EPHI-YVM y del Centro Vedántico son transversales a todos los fines fundacionales, tal y como se puede observar a continuación:

1.- Favorecer y fortalecer el desarrollo del potencial humano y la armonización cuerpo-mente-espíritu de la persona, para conseguir una consciencia más elevada que nos permita colaborar en la construcción de un futuro lleno de armonía y equilibrio para toda la humanidad y el planeta.

2.- Favorecer el desarrollo de la consciencia de Unidad que dote al ser humano de la responsabilidad que disolvería uno de los grandes problemas actuales: a saber, que la tecnología esté mucho más avanzada que la ciencia y la filosofía. Y esto supone un gran peligro: poder cambiar el mundo sin saber a dónde nos puede conducir este cambio.

3.- Promover la solidaridad y cooperación entre culturas y sociedades, con el objeto de construir una realidad más justa, equitativa y humana, favoreciendo el crecimiento integral de los seres humanos y lograr una aportación cualitativa al proceso de armonía de cada persona consigo misma y con las demás.

4.- Preservar los espacios naturales, proteger el medioambiente, promover tanto la utilización de energías limpias y renovables, así como una arquitectura respetuosa con el entorno, y fomentar el contacto del ser humano con la naturaleza.

5.- Desarrollar y potenciar iniciativas y proyectos, cuya finalidad sea fomentar la igualdad, la paz y la fraternidad entre todos los seres humanos.

6.- Práctica, desarrollo y difusión del Yoga-Vedanta y la Meditación.

Fundación PHI desarrolla en España y también fuera de nuestras fronteras, numerosas actividades integradas en el proyecto docente innovador Universidad de la Consciencia (UC) y en la EPHI-YVM. Estas actividades de carácter docente, educativo, de investigación y de transferencia de conocimiento e investigación, están encaminadas a favorecer la concreción de CAMPUS PHI. Actualmente, la mayor parte de su actividad se desarrolla a través de conferencias, encuentros y coloquios, así como a través de la asistencia y participación en diversos congresos, reuniones y actos dónde promociona y comparte su visión.

Diferenciado del tradicional sistema de formación académica, CAMPUS PHI aspira a ser un original espacio de encuentro y diálogo, investigación y transferencia del conocimiento, dónde la espiritualidad y los avances científicos puedan darse cita a través de referentes de prestigio del mundo académico.

Además, Campus PHI cuenta con un entorno natural único en el municipio de Acebo que combina belleza y tranquilidad, con todos los servicios y las ventajas de la ciudad, pero alejado de su gran ajetreo. Todo esto hace de dicho espacio un lugar formidable para el recogimiento.

Con la puesta en marcha de las primeras infraestructuras ya ejecutadas de Campus PHI, Fundación PHI pretende favorecer que las personas, que visiten este espacio de reposo y transformación, convivan en armonía, trabajen juntas, compartan sabiduría, cuiden de sí mismas y de todo aquello que las rodea.

La EPHI-YVM pretende dotar a nuestra sociedad de un espacio dónde a través de la meditación, la educación y el intercambio cultural, los participantes puedan transformar sus vidas, alcanzar una mayor comprensión y reconocer a miembros de diferentes tradiciones de fe y contribuir de manera significativa a los procesos de establecimiento de la paz, a la construcción de una comunidad en armonía y a la reconciliación entre diversas comunidades religiosas y filosóficas.

Dicha experiencia se estructura siguiendo un programa diario de estudio y práctica de la meditación, así como la asistencia a los Satsangs, con el objeto de alcanzar un grado de madurez en dicha disciplina, dotando a la persona de un grado, cada vez mayor, de independencia y realización personal.

Con el propósito de favorecer esa transformación en la vida de los participantes, Fundación PHI ha edificado el Centro Vedántico de Campus PHI que, teniendo como base la filosofía Vedanta, pretende ser un espacio donde se den cita personas realmente interesadas en realizar una experiencia de introspección profunda, dedicándose a un proceso de conocimiento propio y usando como herramientas principales la contemplación, la reflexión, el debate, el estudio y la convivencia, en un marco de retiro y recogimiento.

La idea central es que este nuevo Centro Vedántico llegue a ser una referencia internacional en su ámbito de actividad a la vez que complemente la labor de la EPHI-YVM y desarrolle una amplia gama de actividades de carácter contemplativo, educativo y de transferencia de sabiduría, así como favorecer el contacto con la naturaleza de forma directa y sencilla.

ESCUELA PHI DE YOGA VEDANTA Y MEDITACIÓN (EPHI-YVM):

HAY UNA SOLA RELIGIÓN, EL AMOR.

HAY UNA SOLA RAZA, LA HUMANIDAD.

HAY UN SOLO LENGUAJE, EL DEL CORAZÓN.

HAY UN SOLO DIOS Y ESTÁ EN TODAS PARTES.

La EPHI-YVM inicia su andadura en 1993, cuando su creador, Pujya Swami Rameshwarananda Giri Maharaj (posteriormente fundador de Fundación PHI), empieza a dedicar gran parte de su tiempo a compartir sus enseñanzas sobre Yoga Vedanta y Meditación de forma altruista y vocacional.

La EPHI-YVM se consagró oficialmente en el año 2009, como uno de los vehículos propios de Fundación PHI para promover, fomentar y difundir la Filosofía Yoga Vedanta y la Meditación. Con este fin, la EPHI-YVM organiza, a partir del 1 de abril de 2010 en el seno de Fundación PHI, encuentros periódicos en distintas ciudades de España, Europa, América e India. El principal objetivo de la EPHI-YVM es la difusión más amplia posible de la espiritualidad, y todas sus actividades en diferentes ámbitos (filosófico, espiritual, cultural, técnico, social, ambiental, etc.) están en sintonía con este objetivo único y sublime.

Su ilustre fundador, Pujya Swami Rameshwarananda Giri Maharaj, trabaja sin descanso desde hace más de dos décadas para el cumplimiento de este valioso objetivo y pone a disposición de los estudiantes, su amplia formación en Filosofía Vedanta, así como su dilatada y profunda experiencia en la práctica de las disciplinas yóguicas y de la meditación.

Así, la formación integral y espiritual es el motivo principal que rige el plan de estudios de la EPHI-YVM y no exclusivamente el estudio de los textos sagrados (los Upanishads, el Bhagavad Gita, los Yogas de Swami Vivekananda, los Yoga Sutras de Patanjali, etc.). Se trata de dotar a todos los estudiantes de los instrumentos teóricos y prácticos que les permitan alcanzar un amplio conocimiento de su naturaleza interior y de sus facultades mentales y físicas.

La EPHI-YVM tiene como objetivos:

• Promover y fomentar el estudio, enseñanza, práctica y difusión de los principios y valores espirituales en general y, en particular, de la Filosofía Yoga Vedanta y la Meditación.

• Establecer que la Filosofía Vedanta, los Yogas y la Meditación son un conjunto de ideales, disciplinas y prácticas espirituales de carácter universal, que pueden ser adoptadas por cualquier persona sea cual fuere su credo o condición.

• Promover la comprensión e interacción mutuas entre todas las filosofías, religiones, ciencias, culturas.

• Promover la apreciación y valoración justa de la sabiduría y de la cultura espiritual de la India.

• Servir de fuente de inspiración y guía para la transformación del propio carácter mediante la práctica de los principios fundamentales de la Ética, la Filosofía Yoga Vedanta y la Meditación.

• Promover una percepción religiosa más amplia y profunda de la fe que cada persona profese, mediante la práctica de los principios religiosos universales, ensanchando el horizonte de la propia visión y cultivando la tolerancia y el vínculo espiritual entre todos los seres humanos.

Por lo tanto, el curso realizado en la EPHI-YVM es una ocasión para practicar disciplinas espirituales, además de una oportunidad para participar en encuentros con Maestros Espirituales de diferentes tradiciones religiosas.

Plan de Estudios de la EPHI-YVM:

A) Curso de introducción sobre Yoga Vedanta y Meditación. Nociones básicas.

B) Curso de Meditación (Niveles I, II, III y IV).

C) Los Yogas (Swami Vivekananda):

• Karma Yoga

• Bhakti Yoga

• Raja Yoga

• Jñana Yoga

D) Ramakrishna Vivekananda Vedanta:

• Introducción al Pensamiento Vedántico

• Ramakrishna Vivekananda Vedanta

• La Ciencia de la Autorrealización

• Intuición Metafísica

• Las Enseñanzas de Sri Ramakrishna

E) La Sagrada Ciencia del Kriya Yoga.

F) Filosofía Yoga Vedanta:

• Vedas: Rig, Sama, Yayur y Atharva

• Upanishads

• Puranas

• Textos Épicos: Mahabarata, Ramayana y Bhagavad Gita

• Vedanta Sutras: Ramanuya y Sankaracharya

• Yoga Sutras

Etc.

La EPHI-YVM ofrece un detallado plan de estudios que, libre y gratuitamente, puede seguirse en distintos países de Europa, tras haber sido aceptado como alumno y haber cumplimentado la matrícula correspondiente. En cualquier caso, Fundación PHI se reserva el derecho de admitir o expulsar a cualquier estudiante que por su proceder no cumpla con los requisitos o falte sistemáticamente a las normas convenidas en el programa de estudios.

No se requieren cualidades especiales para realizar dichos programas, ni está estipulada una duración determinada de los mismos, sobre todo teniendo en cuenta el carácter personal y subjetivo de un proceso introspectivo. Del mismo modo, su duración será indeterminada y podrá oscilar dependiendo de la persona y del carácter abstracto de las enseñanzas.

Siendo que Fundación PHI dota al alumno, de forma totalmente desinteresada, de dicha plataforma, el alumno deberá respetar ciertas normas y cumplir con ciertos requisitos. Esta oferta estará siempre limitada al número de plazas de que disponga la fundación, y en ningún caso supone que esta está obligada a acoger a toda persona interesada en realizar dichos estudios. Solo se admitirá a dichos programas y a realizar estancias, a mayores de 18 años de edad.

EL CENTRO VEDÁNTICO DE YOGA Y MEDITACIÓN

El Centro Vedántico de Yoga y Meditación es el alma del proyecto Campus PHI, el medio que permite el acceso al autoconocimiento como saber esencial. Un espacio de formación de corazones y mentes para que se abran a los otros y a su mundo interior, en definitiva, un símbolo y modelo para las relaciones interreligiosas, y una invitación a expresar de manera conjunta, en contemplación, las más profundas aspiraciones de la humanidad y, sobre todo, la aspiración por la paz en el mundo entero.

Asimismo, el Centro Vedántico pretende servir como referente para las religiones y sus posibles relaciones internacionales, transformándose paulatinamente en un lugar de encuentro común para los académicos, líderes religiosos, buscadores espirituales y la comunidad en general, un hogar para todos.

Además de compartir los objetivos de la EPHI-YVM, las personas que conforman dicho Centro Vedántico tienen como objetivo añadido:

• Respetar la identidad y la autenticidad de toda afiliación religiosa o filosófica.

• Identificar el aprendizaje de otras religiones o filosofías como una necesidad y un privilegio para la actualidad y para nuestro futuro.

• Reconocer que las religiones se necesitan mutuamente para servir mejor al mundo, para que alcancen su máximo potencial y para ayudar a traer la paz a la humanidad.

• Reconocer que todos tenemos mucho que aprender los unos de los otros y que gracias a este aprendizaje nos fortalecemos en lugar de debilitarnos, en nuestra vida espiritual.

• Favorecer un marco de reflexión y conocimiento propio para el bien de todas las personas.

• Reconocer la importancia de la belleza que tiene el elevar el corazón y la mente en la inspiración de la contemplación.

• Reconocer la necesidad de dotar al mundo de espacios dónde puedan realizarse experiencias de retiro, contemplación y comunión, y participar activamente en la creación y mantenimiento de espacios que favorezcan la contemplación y el crecimiento interior.

• Participar en actividades de carácter intercultural e interreligioso con el ánimo de colaborar en la creación de espacios de paz y de consenso entre las distintas culturas y religiones.

¿QUÉ ES EL VEDANTA?

Vedanta fue una palabra usada originariamente en la Filosofía Hindú para referirse a la última parte de los textos de los Vedas también conocidos como Upanishads. Los Upanishads (esencia o conclusión de los Vedas) forman la última parte de los Vedas. Literalmente, veda significa “conocimiento” y anta significa “fin”. Los Vedas son cuatro: Rig-Veda (sabiduría de los himnos), Sama-Veda (sabiduría de los cánticos), Yajur-Veda (sabiduría de las fórmulas sagradas) y Atharva-Veda (sabiduría de los ritos).

Con el tiempo, sobre el siglo VIII, la palabra “Vedanta” se empezó a usar para describir un grupo de tradiciones filosóficas que tenían que ver con la Autorrealización por la cual la persona entiende la naturaleza última de la realidad (Brahman). El Vedanta es la culminación del conocimiento, la sabiduría sagrada de los sabios hindúes, la experiencia trascendental de los que han alcanzado la Verdad.

La espiritualidad es totalmente personal e individual, no depende de formas exteriores, ni siquiera de una religión. Va más allá de todas ellas, alcanzando un estado de comprensión en el cual son borradas las diferencias que caracterizan las diversas religiones. En el Rigveda, el más antiguo de los Vedas (1500 a.C.), encontramos esta frase significativa “Ekamsat Vipra Bahudhâ Vadanti” (solo hay una única Verdad, pero los sabios le dan distintos nombres).

El Vedanta es una expresión muy antigua del pensamiento hindú. Se trata de un pensamiento metafísico que guarda cierto parecido con la religión, pero sin incluir ningún dogma, pues el Vedanta no se halla vinculado a ninguna creencia particular ni a ninguna personalidad, ni siquiera a un libro sagrado, dejando en este aspecto un margen tan amplio de libertad que resulta difícil reducirlo a lo que generalmente se entiende por religión. El nombre Vedanta se compone de los términos sánscritos veda: “conocimiento, sabiduría” y anta: “final, conclusión”. El Vedanta es, por tanto, el fin de la tradición, la joya del discernimiento.

El pensamiento vedántico resulta sorprendente porque no se refiere a un Dios exterior a nosotros, sino que insiste con fuerza en la divinidad que hay dentro de nosotros. Dios es infinito, está en todas partes, es trascendente. Dios es Espíritu. Si Le buscamos por medio del Espíritu, podremos alcanzar la realización del Absoluto o Realidad Suprema. El Vedanta dice que ese es el objetivo de nuestra vida en la tierra.

Los sabios han dicho que la razón no nos conduce a esta idea grandiosa y universal. Es necesario ir más allá del dominio de la razón, por lo que debemos seguir una disciplina espiritual.

Los principios fundamentales del Vedanta son:

1. Brahman es la realidad última, el Uno sin segundo. Es Existencia-Consciencia-Dicha Absolutas. Está más allá del nombre y la forma, carente de cualidades, sin principio ni fin. Es la verdad inmutable, más allá del espacio, el tiempo y la causalidad. Pero este vasto, infinito Brahman se manifiesta como el universo y los seres individuales a través de su poder inescrutable oMaya. Así, el Uno se convierte en muchos. Cuando Brahman se asocia con su maya, se llama Dios o Ishvara.

2. El universo es una apariencia, como el agua en un espejismo, y cambia continuamente. Nosotros percibimos el universo a través del espacio, el tiempo y la causalidad. El espacio comienza cuando uno obtiene un cuerpo, el tiempo comienza cuando uno comienza a pensar y la causalidad comienza cuando uno se convierte en limitado. Este hermoso universo tangible desaparece de la consciencia cuando uno entra en el estado de sueño o se sumerge en Samadhi, y de nuevo vuelve a aparecer en el estado de vigilia. Así que este mundo está en la mente.

3. Los seres humanos son divinos. Su verdadera naturaleza es el Atman, que es infinito, eterno, puro, luminoso, siempre libre, dichoso e idéntico a Brahman. Los seres humanos no son pecadores. Cometen errores y sufren a causa de la ignorancia. De la misma manera que la oscuridad desaparece cuando la luz alborea, la ignorancia desaparece con la llegada del conocimiento. Las ataduras y la libertad están en la mente. Pensando en la debilidad y la esclavitud, uno se vuelve débil y dependiente. Pensando en la fuerza y la libertad, uno se convierte en fuerte y libre. Ningún ser humano desea la esclavitud, porque es doloroso. La alegría está solo en la libertad, que es, como dice el Vedanta, la naturaleza inherente de todos los seres. La meta de la vida humana es realizar a Dios y el propósito de la religión es enseñar la forma de manifestar la divinidad interior.

4. El Vedanta sugiere cuatro yogas como medios para realizar nuestra verdadera naturaleza:

• El karma yoga, el camino de la acción desinteresada

• El jnana yoga, el camino del conocimiento

• El raja yoga, el camino de la meditación

• El bhakti yoga, el camino de la devoción

La palabra “yoga” significa “la unión del alma individual con el Alma Cósmica”.

5. La Verdad es una y universal. No se puede limitar a cualquier país, raza o individuo. Todas las religiones del mundo expresan la misma verdad en diferentes idiomas y en diferentes maneras. Así como el sol no es propiedad de nadie, así también la Verdad no se limita a una religión o filosofía en particular. Nadie puede decir que el sol es un sol cristiano o un sol hindú o budista o un sol judío o un sol islámico. El Vedanta, más bien, promulga la armonía de las religiones. Como los diferentes ríos se originan en diferentes fuentes, pero se mezclan todos en el océano, perdiendo sus nombres y formas, de la misma manera todos los diferentes caminos religiosos que los seres humanos siguen, a través de diferentes tendencias, conducen a la Verdad.

EL YOGA: RAJA YOGA – KRIYA YOGA

La palabra Yoga viene del sánscrito "yug" que significa “unir”; literalmente significa “unión con la divinidad”. El yoga se refiere a una tradicional disciplina física y mental originaria de la India cuyo objeto es la restricción de las fluctuaciones de la consciencia, la inhibición de las modificaciones de la mente.

Cada disciplina corresponde a un tipo concreto de yoga, pero todos los yogas poseen instrucciones especiales acerca de la concentración y la meditación. Los sistemas de yoga clásicos son: Raja Yoga, Jñana Yoga, Karma Yoga y Bhakti Yoga. La diversidad de prácticas de los distintos yogas tiene su origen en la variedad de la naturaleza de los seres humanos. La inspiración profunda de cada individuo debe orientar su práctica dentro de esta diversidad.

El practicante de Raja Yoga, por ejemplo, investiga su mente explorando la consciencia en sus diferentes manifestaciones: consciente, inconsciente y supraconsciente. En este yoga se dirige la atención hacia el interior, lejos de la distracción mundana, con el objetivo de comprender la naturaleza humana y su potencial.

Dentro del Raja Yoga, el Kriya Yoga es el arte científico de la unión con el Propio Ser o la Verdad. Cualquier persona, independientemente de su condición, ideología o creencia religiosa, puede practicar las técnicas yóguicas o Kriyas y beneficiarse de ellas para su propio crecimiento y bienestar personal. El Kriya Yoga consiste en un conjunto de técnicas espirituales de meditación y control del prana, que tienen como finalidad la total limpieza de las impurezas físicas, mentales y espirituales, para hacer más fácil el sendero de la realización. Este arte espiritual fue desarrollado por los antiguos Siddhas (seres autorrealizados) y revivido en los tiempos modernos por Mahamuni Babaji quien, al transmitirlo a su discípulo Lahiri Mahasaya, permitió que, este a su vez, lo divulgara al mundo en 1861.

En 1946 el Kriya Yoga se hizo mundialmente popular gracias al libro Autobiografía de un Yogui, escrito por el Swami Yogananda Giri, también conocido como Paramahansa Yogananda. Este libro supuso una revolución espiritual en todo el planeta. Su meta era ayudar a todos los buscadores sinceros de la Verdad, de cualquier creencia religiosa, a experimentar personalmente la comunión directa con Dios a través de las técnicas del Kriya Yoga. Paramahansa Yogananda fue enviado a occidente por su maestro, Sri Yukteswar, con las siguientes palabras: “Occidente conoce muy bien cómo obtener cosas materiales, pero carece del entendimiento espiritual. Es la voluntad de Dios que tú juegues el papel de enseñar a la humanidad el equilibrio entre el mundo material y el mundo interior de la vida espiritual.”

Las enseñanzas del Kriya Yoga ofrecen soluciones prácticas a los retos de la vida moderna, son universales, todo el mundo puede ponerlas en práctica y encontrar así paz y felicidad. La práctica metódica y disciplinada del Kriya Yoga produce una transformación integral del individuo en los cinco planos de la existencia: físico, vital, mental, intelectual y espiritual.

LA MEDITACIÓN

La Meditación es la práctica espiritual más extendida y enseñada en la India. Cuando se adquiere desde una edad muy temprana el hábito de meditar, se halla el camino de la aspiración profunda hacia lo divino. Nos referimos aquí a una serie de aspectos de las técnicas de la meditación para mostrar que se trata de un ejercicio espiritual destinado a preparar el camino de la Realización. Con este mismo objetivo se practican los diversos yogas. Por eso mismo en todas las religiones que tienen su origen en India, el yoga se asocia con prácticas de meditación.

La Meditación tiene como principal objetivo transformar profundamente la naturaleza humana abandonando por completo el egoísmo. Solo trascendiendo el ego se experimentará una verdadera transformación. Solo entonces se alcanzará nuestro destino y descubriremos el estado despierto, nuestra verdadera naturaleza.

Según el propio Pujya Swami Rameshwarananda Giri Maharaj:

“La Meditación es una forma de ser, de estar, de vivir. Es un estado de libertad más allá del condicionamiento. Es la capacidad de identificar la profunda desatención que la mente proyecta sobre la realidad y de abrirse paso a través de ella descubriendo el estado despierto”.

¿QUÉ ES UN SATSANG?

En India, la palabra Satsang describe ‘la compañía de la más elevada verdad’; ‘la compañía de una asamblea de personas que escuchan, hablan y asimilan la verdad’, y tiene como objeto proporcionar sentido a la vida cotidiana.

El Satsang puede tomar la forma de audiencias o lectura de textos y asimilación de su significado, meditación en la fuente de las palabras contenidas en los textos, reflexiones, discusiones, etc. Durante un satsang con un maestro, los estudiantes probablemente le plantearán preguntas. Los satsangs también pueden contener discursos, meditaciones o lecturas. En Occidente, los profesores contemporáneos, durante un satsang, a menudo, complementan el conocimiento tradicional de Oriente con métodos de la psicología moderna.

¿QUÉ ES UN SWAMI?

En India, la palabra Swami, que literalmente significa ‘amo de sí mismo’, generalmente designa a una persona que ha adquirido cierta maestría en el conocimiento de las escrituras así como en las distintas disciplinas y prácticas espirituales asociadas a ellas. Por lo general, es un título honorario que se otorga a los maestros de los seis sistemas doctrinales (darshanas), como el vedanta, el yoga, etc., o bien a maestros espirituales que no son religiosos. Existen por este motivo diferentes tipos de personas, que tienen el título de swami, pertenecientes a las más variadas escuelas filosóficas. Un swami no será, por lo tanto, necesariamente un monje, ni un maestro de yoga, ni un sacerdote. Ni tan siquiera tiene que ser religioso.

La Escuela de Yoga Vedanta y Meditación y el Centro Vedántico, están dirigidos por Félix Balboa Lezáun en su condición de Pujya Swami Rameshwarananda Giri Maharaj, quien se encarga de organizar y sistematizar el plan de estudios, así como las prácticas meditativas asociadas al mismo, teniendo como base filosófico-práctica las disciplinas yóguicas y la filosofía Vedanta; un marco sólido sobre el que construir una base filosófico-práctica que permita el desarrollo integral del individuo y su integración en la sociedad con unos altos valores morales y espirituales no proselitistas que le permitan aportar, desde la Virtud, un valor añadido, tanto a su vida personal, como a la de todos aquellos que le rodean. Asimismo, Swami Rameshwarananda Giri cuenta con la activa colaboración, en todas las actividades que desarrollan la EPHI-YVM y el Centro Vedántico, de María Lezáun López (Swamini Madhavananda Giri), María Teresa Martínez Molina (Swamini Satyananda Giri), Marta López Ortiz (Swamini Dayananda Giri), Elisabeth Fontana (Swamini Madivya Jyoti Udasin), María Pía Pelaez Panqueri (Brahmacharini Bhakti Prana), Olga Ingunza Zumanlde (Brahmacharini Shanta Prana), Miriam Lanvin (Brahmacharini Dasya Prana), Jacqueline Desbos (Anasuya Mataji), (Shovana Mataji), etc.

< >

Todos los derechos reservados. Diseño Web: Phi Design