ENGLISH | FRENCH
German English French Espanol Italy Portugues

Sala de Prensa Artículos

Volver al listado

LEVANTE EMV / MARATÓN ESPIRITUAL EN VALENCIA

Encuentro Interreligioso en La Beneficencia. Musulmanes, judíos, católicos, budistas... Todos se dieron cita ayer en una larga jornada de nueve horas donde se leyeron ininterrumpidamente los textos sagrados de las nueve religiones con más fieles en el mundo. El objetivo: crear un espacio de unión y consenso entre creencias tan dispares.

IGNACIO CABANES VALENCIA La Navidad, tiempo de unión y fraternidad, ha hecho posible que podamos ver en Valencia musulmanes leyendo un pasaje de la Biblia o judíos recitando un texto sagrado hindú. Aunque pueda parecer sorprendente, este hecho se enmarca dentro de la lectura ininterrumpida de los textos sagrados de nueve religiones durante nueve horas, que tuvo lugar ayer en el Centro Cultural de la Beneficencia. Este acto está organizado por el Espacio de Encuentro Interreligioso Valencia (EEIV) con la intención de acercar y que se conozcan mutuamente las distintas religiones que existen en el mundo, ya que, según explicaron los organizadores, "no hay que perder de vista que todas ellas buscan el amor entre las personas".

Al acto acudieron representantes y fieles de las principales religiones del mundo: Catolicismo, Islam, Budismo, Judaísmo, la Iglesia Evangélica y la Ortodoxa, el Sikhismo, el Bahaísmo y el Hinduismo. Así mediante este encuentro intercultural y religioso se abordaron durante nueve horas ininterrumpidas los textos sagrados de estas religiones tan distintas entre sí pero a la vez tan próximas en sus puntos de referencia. "Hemos cogido la unidad como punto de referencia pues tenemos que centrarnos en lo que nos une y no en lo que nos separa", destacó Rameshwarananda Giri Maharaj, swami hindú y uno de los impulsores de este evento.

En este maratón espiritual participaron unas 110 personas como lectores de las sagradas escrituras y contó con la presencia de más de 500 asistentes a lo largo de las nueve horas que duró, desde las diez de la mañana hasta las siete de la tarde. El lugar escogido para este encuentro pionero en Europa fue el salón Alfons el Magnànim del centro cultural de La Beneficencia, cedido por la Diputación de Valencia. "Es la primera vez que se celebra un acto en común con religiones tan dispares en Europa y en el que unos leen las lecturas de los otros, lo cual es muy significativo", apuntó Rameshwarananda.

Crear un clima de concordia

"Nuestra sociedad necesita reflexionar y nosotros hemos querido poner nuestro granito de arena con el proyecto Templos 24 horas", explicó el swami. De ahí parte la idea de crear este espacio de consenso, diálogo y comunión espiritual para todas las religiones en Valencia, "sin dogmas ni sectarismos". "Nos asusta lo desconocido, cada uno vive en su pequeña celda y es el momento de favorecer un clima de concordia", añadió este representante del EEIV.

Entre los asistentes al encuentro se encontraba Agustín Araque, coordinador de los 12 grupos budistas de Valencia. Durante la intervención de los seguidores budistas se leyeron sutras, historias que Buda contó a sus discípulos y que se guardaron en la memoria hasta años después de su muerte. "Nosotros somos una religión sin Dios pero a pesar de esta gran diferencia tenemos muchas cosas en común con resto de religiones", apuntó Araque, "como la búsqueda de sentido a través del camino del amor y el conocimiento".

Por su parte, Singh Ackoo, servidor del Sikhismo, destacó la importancia de este encuentro al asegurar que hay que abrirnos a otras religiones y aprender lo que ellas pueden ofrecer al mundo. "La base de todos es la misma, el amor, la igualdad y la honestidad", afirmó. Respecto a si las religiones han sido motivo de disputa y guerras, Singh aseguró que son los agentes religiosos los causantes de estas matanzas y no la propia religión. "Tenemos un dicho que dice que quien reza a Dios vence siempre, pero cuando todos tengan su bendición", recordó este creyente.

Levante-emv.com

Todos los derechos reservados. Diseño Web: Phi Design