ENGLISH | FRENCH
German English French Espanol Italy Portugues

Entorno Natural PROYECTO GRAN SIMIO (PGS) ÚLTIMAS NOTICIAS MAYO 2014: PGS ANTE EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS PRESENTARÁ UNA PROPOSICIÓN NO DE LEY POR LOS DERECHOS DE LOS GRANDES SIMIOS

Acto: 'Proyecto Gran Simio, ocho años después".

Jueves, 5 de junio a las 19,00h.

Congreso de los Diputados.

Sala Clara Campoamor (Carrera de San Jerónimo 36, sótano).

'Proyecto Gran Simio, ocho años después', se celebrará en el Congreso de los Diputados, años después de que la polémica estallara, con la presentación de una Proposición No de Ley en Las Cortes, reclamando los derechos de los Grandes Simios.

El Proyecto Gran Simio fue difamado por numerosos políticos, obispos, asociaciones y medios de comunicación, en una controversia nacional sin antecedentes en España, sobre la defensa de unos homínidos no humanos.

A pesar de que el Congreso aprobó que se legislara una ley de protección de estos animales en España, los grandes simios siguen sin tener una ley que los proteja, dado que la iniciativa fue olvidada.


¿Cómo se vivió la polémica del año 2006?

¿Por qué los grandes simios siguen sin tener una ley de protección, a pesar de haberse aprobado el proyecto en el Congreso?

¿Cuál es la situación actual de estos animales? ¿y qué futuro les espera?


Todas estas respuestas se darán en ‘Proyecto Gran Simio, ocho años después’, con el Director Ejecutivo de ‘Proyecto Gran Simio’ España y autor del libro “Defensores de la Igualdad. Libertad sin cadenas, más allá de la genética”, Pedro Pozas.

El acto está organizado por la ‘Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales’ (APDDA), y contará con la participación del Director Ejecutivo de Proyecto Gran Simio España y autor del libro “Defensores de la Igualdad. Libertad sin cadenas, más allá de la genética”, Pedro Pozas, el exdiputado Francisco Garrido, promotor de Proyecto Gran Simio en el año 2006, en el Congreso de los Diputados, y Jordi Guillot, senador de ICV, nueva promotora de la iniciativa en 2008, en Las Cortes. Presentará el acto el diputado Chesús Yuste, portavoz de la ‘Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales’ (APDDA).


La entrada al evento será libre a toda persona que desee asistir – sin ningún coste -, previa inscripción al FORMULARIO habilitado. Tu participación en este acto contribuirá a RECLAMAR que se escuche de nuevo y se cumpla la petición del Pueblo, para que se haga una ley de protección a los grandes simios, como así se reconoció y aprobó en el Congreso de los Diputados, en 2008.

Para CONFIRMAR ASISTENCIA, sólo debes INSCRIBIRTE en este FORMULARIO (click)
[La entrada es libre a toda aquella persona interesada en asistir, y no tiene ningún coste]

MÁS INFO EN APDDA

"Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales" (APDDA) y 'Proyecto Gran Simio' presentarán un manifiesto en Las Cortes pidiendo el reconocimiento de los grandes simios como personas no humanas


El escrito ya ha sido apoyado por personalidades del mundo científico y académico, y por escritores como Rosa Montero, Alberto Vázquez-Figueroa, Jorge Riechmann y Ruth Toledano.

El filósofo Jorge Riechmann presentará, en el Congreso de los Diputados, un manifiesto que reivindica el reconocimiento de los grandes simios como personas no humanas, para evitar su maltrato, esclavitud, tortura, muerte y extinción. Será en el acto ‘Proyecto Gran Simio, ocho años después”, este jueves, 5 de junio, a las 19:00h, en la sala Campoamor de la Cámara Baja. El escrito ya ha sido apoyado por numerosas personalidades del mundo científico y académico, como Jose María Bermúdez de Castro, codirector de Atapuerca y premio Príncipe de Asturias, así como los escritores Rosa Montero, Alberto Vázquez-Figueroa y Ruth Toledano.


MANIFIESTO
Reconozcamos a los grandes simios como personas no humanas

A menudo se corrige un uso lingüístico popular, “personas humanas”, señalando la redundancia: todas las personas son humanas. De hecho no es estrictamente así (hemos concedido personalidad jurídica a fundaciones o empresas, y para los creyentes existen personas divinas), pero creemos que ha llegado el momento de corregir la corrección en un sentido nuevo y muy importante.

La primatología es una ciencia muy joven: apenas hace unos pocos decenios que hemos comenzado a averiguar quiénes son de verdad nuestros parientes biológicos vivos más cercanos (bonobos, chimpancés, gorilas y orangutanes: los grandes simios). Y lo que hemos ido sabiendo no ha dejado de sorprendernos: en sus elevadas capacidades emocionales y cognitivas reconocemos a seres muy cercanos a nosotros mismos.

Hace años, Joseph Fletcher (1905-1991), uno de los fundadores de la moderna bioética, ofreció un exhaustivo y bien conocido conjunto de quince atributos para definir la personalidad humana: inteligencia mínima, autoconciencia, autocontrol, sentido del tiempo, sentido del futuro, sentido del pasado, capacidad para relacionarse con otros, preocupación y cuidado por los otros, comunicación, control de la existencia, curiosidad, cambio y capacidad para el cambio, equilibrio de razón y sentimientos, idiosincrasia y actividad del neocórtex. Hoy sabemos que todos los grandes simios, y no sólo los seres humanos, poseemos estos quince atributos de la personalidad (aunque en diferente grado: la autoconciencia de un gorila es sin duda más simple que la de un ser humano).

Todos los homínidos (humanos y grandes simios) tenemos vidas tan largas, ricas e interesantes, y tantos planes y expectativas, que nos roban algo muy valioso si nos quitan la vida. Trabamos además lazos afectivos tan intensos que nuestra muerte atormentará a familiares y amigos. Nuestra memoria emocional a largo plazo hará que recordemos siempre padecimientos y torturas; nuestra preocupación por los demás hará que temamos el sufrimiento de nuestros seres queridos; y nuestra capacidad de proyectarnos en el futuro nos hará temer el regreso del verdugo y las consecuencias de lo que nos hará. Nos sentimos indignados cuando nos encarcelan sin razón y nos fuerzan a tener una vida distinta de la que deseábamos. Y siendo seres intensamente sociales, curiosos y culturales, con cerebros diseñados para procesar continuamente nuevos datos, en una celda podemos morir de aburrimiento y soledad, como si fuésemos enterrados en vida.

De manera que no está justificado (aunque se explica por la omnipresencia de un prejuicio de especie) tratar a los grandes simios como cosas en nuestros ordenamientos normativos (legales, políticos y morales). Por otra parte, sin dar un salto en la difusión social de valores como la biofilia y la sustentabilidad, las perspectivas de futuro de nuestra propia especie son muy sombrías en un mundo sometido a la severa crisis ecológico-social que hemos causado nosotros mismos. Ampliar la comunidad moral más allá de la barrera de nuestra especie, no sólo sobre la base del reconocimiento de capacidades de los grandes simios, sino también atendiendo a la obligación moral de respetar la vida de los animales sintientes, que son sujetos de su propia vida, y de no dañar a los seres que pueden ser dañados, supondría un avance decisivo en ese deseable cambio valorativo.

Todos los homínidos somos personas y la ley debe tratarnos como tales y no como cosas. Por todo ello, los abajo firmantes pedimos el reconocimiento de los grandes simios como personas no humanas, y apoyaremos activamente los cambios legales necesarios para tal reconocimiento.

VER NOTICIA: EQUO denuncia el incumplimiento del compromiso para la protección de los grandes simios

< >

Todos los derechos reservados. Diseño Web: Phi Design