ENGLISH | FRENCH
German English French Espanol Italy Portugues

ÚLTIMAS NOTICIAS PROYECTO PHI WATER - ENERO 2013: PROYECTO "POINTE SERENE” (SENEGAL)

A través del convenio firmado entre Fundación Phi, Fundació Mediambiental de la Comunitat Valenciana y la ONG Omdimar, se acuerda establecer como punto de partida el Proyecto “Pointe Sarene” que actualmente se está llevando a cabo en Senegal bajo la supervisión personal de D. Raúl Azpilicueta Urra.

Qué es un Oasis Marino

Allí donde hay Arena, Agua de Mar, Oxígeno y Luz del Sol se desarrollan las plantas Halófitas.
Estas plantas descienden de las algas que se adaptaron a la Tierra pero mantienen su dependencia del Mar del cual siguen obteniendo todos sus nutrientes, ahora, a través de sus raíces estabilizadas en la arena de las playas. Unas cuantas de estas plantas son comestibles, sabrosas y ricas en proteínas, amino-ácidos, todas las sales minerales..... Algunas plantas, como la Salicornia, ofrecen una semilla altamente oleaginosa por lo que hoy existen grandes plantaciones destinadas al bio-diesel obviando la utilidad alimentaria y creando variedades más rentables para su fin.

El concepto Oasis Marinos ideado en el año 2008 por Omdimar (Oasis y Dispensarios Marinos), se refiere a la creación de cultivos de Halófitas en zonas desérticas cercanas al mar y castigadas con la pobreza y el hambre.
El valor nutritivo y curativo del Agua de Mar y de las Halófitas está sobradamente investigado, por unos y otros, Omdimar se siente orgullosa de contar con la asesoría de científicos de renombre mundial.
La implantación de estos cultivos novedosos en zonas de extrema pobreza parece lo adecuado pero, hasta el momento, ninguna organización (gubernamental o no) se ha hecho eco de los informes y propuestas entregadas por Omdimar por lo que, antes de perder más tiempo, sentamos las bases de la primera escuela-taller y localización del Oasis Marino en Pointe Sarene, Senegal.

Pointe Sarene es un pueblo situado en la costa de la sabana senegalesa, tiene 6.000 habitantes no tiene ayuntamiento, ni policía, ni juez pero es un pueblo ordenado y tranquilo donde la totalidad de los menores de 12 años va a la escuela y la pobreza se suaviza con su solidaridad y el buen gobierno.

D. Michel Sarr, jefe del pueblo, es un hombre sereno e inteligente que todos los días del año, después de su trabajo como agricultor, lo puedes encontrar bajo el pequeño baobab frente a su casa atendiendo consultas, dirimiendo pleitos......todos son atendidos, todos le respetan. Nadie mejor que él conoce a su pueblo y sus posibilidades y enamorado del método marino ve en la juventud la fuerza y el interés para iniciar esta experiencia y por petición suya, en febrero del 2011, realizamos unos talleres con 80 jóvenes. Durante tres semanas recorrimos kilómetros de la franja costera reconociendo Halófitas, recogiendo esquejes que se plantaron en terreno de la escuela, compartiendo conocimientos de aquí y de allá, conviviendo, y en fin, poniendo la base de algo que, según palabras del Sr. Michel Sarr, "será bueno para nuestro pueblo".
El valor de lo simple lo tiene muy claro este hombre, jefe de una aldea que supera los 6.000 habitantes, en una zona de pobreza. Ha visto pasar por su "baobab" a muchas organizaciones con grandes proyectos que, chocando con la realidad africana, han quedado en nada, evaporándose ilusiones, esfuerzos y dineros. El proyecto de oasis lo ve viable, es más, para él ya está iniciado desde los talleres del año pasado. La gente usa el agua de mar para beber y cocinar, recolectan "sambañaña" (portulacasia) silvestre para comer y un grupo de jóvenes conscientes ensayan su cultivo con éxito.

El proyecto continuará aunque nosotros no hagamos nada más, pero pensamos que debemos ir más allá y queremos crear escuela que difunda estos conocimientos por África. El pueblo de Pointe Sarene cede para este fin un terreno de 2Ha (podría ser más de necesitarlo) y el Sr. Sarr una parcela de 2.000 m., colindantes con la playa donde se podría instalar la primera "Escuela Taller de Usos del Agua de Mar".


OBJETIVOS DEL PROYECTO

- Cubrir las necesidades básicas de la población
- Combatir la desnutrición de la población.
- Cubrir necesidades alimenticias de las familias de Pointe Sarene
- Facilitar el acceso a la formación y al empleo de las personas jóvenes una vez superada la formación obligatoria.
- Fomentar y dar a conocer los Oasis Marinos.
- Optimizar los recursos naturales de Pointe Sarene: Actualmente sólo pueden explotar sus recursos durante 3 meses al año, los cultivos halófitos se podrían llevar a cabo durante todo el año.
- Activar la economía local.


ACTIVIDADES A DESARROLLAR

IMPLANTACIÓN DE LA PRIMERA ESCUELA TALLER DE USOS DEL AGUA DE MAR

1. La escuela-taller de Pointe Sarene se plantea como objetivo la formación de técnicos en cultivo y procesado de plantas Halófitas y extracción de sal por métodos modernos, con la intención de extender este modelo en el mayor ámbito territorial. Según el siguiente programa:

- Duración: cinco semestres durante cinco años.
- 1º curso: 1º trimestre---10.X-2012 a 20-Xll-2012
- 1º curso: 2º trimestre---10-l-2013 a 20-lV-2013
- El resto de los cursos tendrán una duración similar al primer curso.

2. La recuperación de terrenos yermos para producir alimentos de calidad, respetando el medio ambiente, generando empleo y difundiendo el método marino.

3. Desarrollar técnicas de cultivo: Desde el esqueje o semilla de las plantas Halófitas silvestres (portulacasia, batís y salicornia), hasta conseguir en viveros la producción de plantones para su posterior reproducción en la escuela-taller, huertos familiares o comunales.

4. Transmitir el consumo en verde de las pantas Halófitas, así como los procesos de secado y su consumo, elaboración de harinas, piensos y la extracción de aceite de la semilla de la salicornia.

5. Estudios teóricos y de campo (biología, nutrición, salud, medio ambiente, etc.), impartidos por técnicos que se desplazarían a Pointe Sarene, a nivel solidario, para transmitir sus conocimientos.

6. Finalmente, a través del Oasis Marino nos planteamos la recuperación de manglares, palmerales y humedales de gran valor ecológico.

7. Los Oasis de agua de mar y los huertos de plantas Halófitas tienen como objetivo principal el combatir la desnutrición y sus usos genéricos se describen a continuación:

8. El oasis: En zonas desérticas donde entra el agua de mar, se crean ecosistemas nuevos con la presencia de plantas halófitas (que toleran la salinidad del mar), llamadas Salicornia, Batís marítima, entre otras especies, con un 45 % de proteínas y un 75 % de ácidos grasos en sus semillas de donde se puede obtener aceite para consumo humano.

9. Consumo en verde: Se puede comer como ensaladas, en guarnición de carnes y pescados o guisadas con arroz, etc.

10. Harinas: recolectar, secar, triturar (por medios naturales) y moler para convertirlas en harina para utilizar en hacer pan, tortas, purés, sopas, etc. acumulando grandes cantidades para casos de accidentes naturales. Esta harina envasada al vacío podría almacenarse durante muchos años. (La etiqueta de la Batís Marítima de OMDIMAR, es para demostrar lo que se dice, en ningún momento se indica que se venda).

11. Agua de mar hipertónica: Cuando el organismo humano recibe el agua de mar por cualquier conducto que se emplee (inyectada, bebida, etc.) supone un aporte de nutrientes y minerales orgánicos y alcalinos capaz de regenerar ese organismo desnutrido. Todos los nutrientes del planeta tierra están en el mar y los del mar están en nosotros. La falta de cualquiera de ellos por muy pequeña que sea puede ocasionar la enfermedad. Y todas las enfermedades son ácidas según el Premio Nobel Otto Warburg, y donde hay oxigeno y alcalinidad (el mar tiene un Ph. del 8,4) no puede haber ni enfermedad ni cáncer. Se usa para usos terapéuticos y nutricionales almacenada en depósitos con agua decantada o de la misma orilla dejándola posar.

12. Higiene y desinfección: El agua de mar da la fuerza a nuestras células para que éstas se opongan a todas las enfermedades. También tiene poder desinfectante, que con solo lavarse las manos y ducharse evitaría la presencia de agentes patógenos transmisores de enfermedades.

13. La sal: Es una fuente inagotable de minerales marinos para consuno humano y animal. Es a la vez, plaguicida, herbicida y fertilizante, prescindiendo de los productos químicos que eliminan los nutrientes de la tierra. En terrenos donde no llega el mar, se puede utilizar la sal como abono orgánico.

14. La desnutrición: La desnutrición es en gran parte la causa de todas las enfermedades y muertes del tercer mundo. Sabemos que provoca las diarreas y éstas la desmineralización, y consiguientemente la enfermedad y la muerte. El consumo de estas halófitas es una buena solución contra la desnutrición y el hambre junto con el consumo del agua del mar.

15. Desastres naturales: Las ayudas humanitarias, tanto en alimentos y agua potable como en material y ayuda médico-sanitaria, están demostrando una y otra vez no ser suficiente para atender a miles de heridos y enfermos y para erradicar la desnutrición. El desconocimiento o la irresponsabilidad de no utilizar el suero marino (agua de mar) en heridos que se desangran en accidentes naturales (terremotos, tsunamis, etc.) después de haberse acabado el suero fisiológico y el plasma sanguíneo humano, es responsabilidad de quienes no quieren escuchar que el plasma marino es igual al plasma sanguíneo y por tanto un sustituto de la sangre humana. (René Quinton 1897).

16. Maderas para viviendas: Con estas plantas secas y compactadas se hacen aglomerados de madera para viviendas y letrinas.

17. Enfermedades del ganado: Utilizar la sal integral o agua de mar, en lugar de las bolas de sal actuales (sodio y cloro) evita la aparición de garrapatas que transmiten la piroplasmosis y la anaplasmosis, enfermedades que diezman el ganado.

18. Medio Ambiente: El desierto forestado con manglares y plantas Halófitas contribuye al enfriamiento del planeta y según los expertos, por cada hectárea forestada se extrae más o menos 10 toneladas de CO2, cuyo dióxido de carbono se fija en el suelo para su enriquecimiento. También es una colaboración en la recuperación de zonas desérticas cercanas al litoral, convirtiéndolas en grandes zonas verdes.

19. Una solución a la emigración por la gran demanda de mano de obra nativa que se produciría generando empleo y riqueza.

20. Dignidad y alegría de vivir: Una solución en definitiva que devolverá la dignidad y la alegría de vivir a los seres humanos que pueblan el tercer mundo.


“El hambre persistente y la desnutrición crónica son obra del ser humano. Son debidas al orden asesino del mundo. Quien muere de hambre es víctima de un asesinato, y quien pudiendo hacer algo para evitarlo no lo hace, se convierte consciente o inconscientemente es cómplice de ello”. Paco García-Donas Presidente de OMDIMAR


http://dispensariosyoasismarinos.blogspot.com.es/

Oasis Marino

< >

Plantas Halófitas

Sal marina

Tomando agua de mar

Cogiendo agua de mar

Raúl Azplilikueta Urra, responsable del proyecto

Todos los derechos reservados. Diseño Web: Phi Design