ENGLISH | FRENCH
German English French Espanol Italy Portugues

Entorno Social KENIA - MAMA JANE'S PROJECT

* Pincha en el botón de arriba para conocer últimas noticias y actividades

Mama Jane’s Project es una Asociación No Gubernamental sin ánimo de lucro, plural e independiente, cuyos componentes trabajan de forma altruista en la protección de los derechos humanos de los niños y niñas de Kenia y zonas limítrofes, especialmente de aquellos más desfavorecidos con dificultad para desarrollarse como seres humanos y sin acceso a la educación, sanidad y alimentos básicos para su formación integral y su supervivencia.

En aras a preservar dichos derechos más elementales y dotarlos de protección física y jurídica se han ido integrando a menores desprotegidos en torno a una gran familia para que crezcan y se desarrollen en el amor, respeto y protección en torno a Jane Orifa Zadock, una mujer keniata popularmente conocida como Mama Jane que viene acogiendo en su hogar a niños y niñas vulnerables, huérfanos y abandonados para protegerlos, educarlos y amarlos como una madre.

Desde el año 2009, Jane Orifa dirige un orfanato‐escuela situado en el barrio de Sinaí Paradise B en la ciudad de Nairobi, denominado Jenracy Children Programme and Community School, reconocido y registrado por el ministerio de educación de la República de Kenia. Sumando esfuerzos con personas y organizaciones de todo el mundo, la asociación Mama Jane’s Project trabaja para impulsar procesos de desarrollo que garanticen la igualdad de oportunidades de acceso a las necesidades básicas de las infancia tales como hogar, alimentación, sanidad y educación, sin distinción alguna entre su origen tribal o lugar de procedencia. Nuestro proyecto viene encabezado por el nombre de su promotora primigenia, Mama Jane, una mujer anónima y excepcional que, desinteresadamente ha renunciado a sus pertenencias y vida material para dedicarse a los desfavorecidos y emplear el día a día de su existencia al sacrificio por conquistar un mundo mejor para los niños abandonados y desahuciados.

La misión de Mama Jane no es otra que procurar el derecho a la supervivencia, a la protección, al desarrollo y a la participación de los niños y niñas de Kenia con el fin de generar cambios inmediatos y duraderos en sus vidas y fomentar el progreso de la humanidad y el desarrollo de su país. Desde nuestra asociación promovemos programas de sensibilización y captación de fondos y apadrinamientos con la finalidad de ofrecer el soporte material necesario e imprescindible para que Mama Jane pueda seguir desarrollando su obra en beneficio de la infancia en Kenia, creando sinergias y colaboraciones con otras entidades con objetos afines para avanzar en nuestros fines sociales.

Fundación Phi y Fundació Mediambiental de la Comunitat Valenciana, de una parte, y Mama Jane’s Project, por otra, han firmado un acuerdo de colaboración en fecha 22/05/2013 que, a través del transvase de información, experiencias, recursos humanos y económicos, permita una sinergia en la difusión, emprendimiento o consolidación de proyectos relacionados con sus fines fundacionales, y en el que deciden establecer como punto de partida concreto de esta colaboración el proyecto de la construcción de una escuela-orfanato materno‐infantil en la isla de Rusinga (Kenia) a orillas del Lago Victoria, proyecto que actualmente se está elaborando y se encuentra en fase de proyecto básico bajo la dirección de los técnicos de la asociación.


OBJETIVOS A CORTO Y MEDIO TÉRMINO

1. Garantizar y mejorar las condiciones de vida en Sinai

Sinai Paradise es una de las barriadas marginales más pobres de Nairobi, donde la mayor de las familias no cuentan con ingresos estables. La mayor de las construcciones de la barriada con láminas metálicas, a las que no llega el agua corriente. Jenracy tiene acceso a las dependencias santarias de la iglesia de forma gratuita. Jenracy es una entidad social muy importante en la zona y su manteniento y la mejora de las condiciones es uno de los objetivos principales de la Mama Jane’s Project. Aquí se enumeran algunas de las acciones que estamos llevando a cabo actualmente:

a. Recientemente, y gracias a la ayuda de Aztivate, Jenracy ha podido incorporar electricidad a las barracas de estudio y de vivienda. De esta manera, el riesgo de incendio e intoxicación ha disminuido, al reducir el consumo de velas y aceite de combustión.

b. Garantizar una nutrición equilibrada en Jenracy. Para ello, las organizaciones de Aztivate y HopeWorldWide Kenya contribuyen a pagar las gastos de escolarización en internado de los niños en la escuela Modern School de Donholm (que gracias a un acuerdo con Jenracy, las tasas de escolarización están subvencionadas por la propia escuela). Para los niños y niñas escolarizados en Jenracy, la alimentación se garantiza gracias a las donaciones de Aztivate y la cadena de supermercados UCHUMI.

c. Próximamente, se redistribuirán las barracas para habilitar una cocina-comedor. Con esta medida, evitaremos posibles accidentes, puesto que hasta ahora la cocina está en el pasillo entre las habitaciones de estudio y vivienda.

2. Construcción de una escuela de primaria en la isla de Rusinga

Mama Jane es originaria de la isla de Rusinga (Nyanza), en el lago Victoria. Cuando enviudó heredó unos terrenos que desde el verano de 2012 se han ampliado y registrado oficialmente a nombre de Jenracy. En estos terrenos, se ha proyectado la construcción de una escuela de primaria y una residencia para todos los niños y niñas tutelados por Jenracy. Esta innovación permitirá trasladar a los niños y niñas a un entorno más saludable, donde la alimentación se producirá en la medida de lo posible, en una pequeña granja anexa. De esta manera, reduciremos gastos en varios aspectos que enumeramos seguidamente:

a. Ahorro en tasas de escolarización, puesto que la educación se realizará in situ.
b. Ahorro en alimentación, puesto que parte de ella se obtendrá en la granja anexa.
c. Ayuda al desarrollo local de una de las zonas más deprimidas de Kenya.

Para la construcción de la escuela residencia, contamos con la ayuda voluntaria de un grupo de arquitectos, una topógrafa, asesoramiento por parte de expertos y la financiación procendente de donaciones particular del programa de apadrinamiento. La previsión de la construcción de la escuela es para finales 2013-2014.

3. Construcción de una granja-escuela para mejorar la producción agraria de la región

A medio largo plazo y dependiendo de las posibilidades de financión, se prevé la construcción de una escuela de formación profesional en agricultura sostenible. En la actualidad, en la isla se practica una agricultura de subsistencia basada en el cultivo de maíz y hortalizas. La isla tiene un clima tropical húmedo que facilita el cultivo de estos productos. En nuestras visitas a la isla hemos podido constatar que no existe ningún plan cultivo, en el que se seleccionen las mejores mazorcas para las siguientes cosechas, ni haya un sistema de riego para las épocas más secas, ni siquiera un patrón de intercambio de cosechas en el mismo terreno para permitir la recuperación de nutrientes del terreno.

Esta constatación nos ha llevado a pensar que una de las maneras de enriquecer la región, es implementando una escuela de formación profesional en la que se enseñe tanto a los adolescentes del proyecto como a los oriundos de Rusinga técnicas de cultivo sostenible. Para ello, esperamos contar con el soporte de organizaciones internacionales y un grupo de agrónomos voluntarios que puedan llevar a cabo los primeros en la formación.
Por otra parte, esperamos que este proyecto se convierta en una fuente de ingresos regular para mantener Jenracy.


PLAN DE CONSTRUCCIÓN DE LA GRANJA ESCUELA EN RUSINGA

Jenracy prevé la construcción de un complejo educativo especializado en la isla de Rusinga, basado en la sostenibilidad del medio ambiente. El objetivo es conseguir que el proyecto sea autosuficiente, permitiendo a largo plazo, la independencia de organizaciones caritativas. Para ello, se planea trabajar en dos líneas paralelamente:

1. Construcción del orfanato-escuela para niños de edades comprendidas entre 3 y 12 años.
2. Construcción de una granja-escuela para adolescentes y adultos jóvenes de la región, donde puedan adquirir formación especializada en técnicas de cultivo y gestión de una granja.

Para construir estos terrenos, se cuenta con 2 parcelas independientes.

Parcela 1: esta parcela tiene aproximadamente 200 metros de largo por 300 de ancho. Se encuentra en la loma de la colina que lleva al lago y tiene como límite inferior la carretera. Este terreno cuenta con varias construcciones heredadas por Mama Jane, y que en la actualidad don patrimonio registrado del Jenracy. En estas construcciones se alojarán las dos cuidadoras (Cecilie y Mary) con los niños más pequeños. Estas construcciones son típicas de la región, casas de una planta, un espacio diáfano o dividido en dos, que sirven de habitación.
Además, de estas dos construcciones existentes, se construirá una escuela de infantil con capacidad para 100 alumnos (4 clases: 1 clase materno-infantil, 3 clases para los diferentes niveles de primaria + 4 letrinas + 1 comedor + sala de profesores) en la que los niños realicen su educación básica. Adyacente a la escuela, se construirá la residencia que hospedará a los niños tutelados por Jenracy. La casa debe constar con 4 dormitorios, 1 cocina y 1 ducha. Los terrenos no construidos se dedicaran al cultivo de cereales y árboles frutales de origen local (aguates, papayas, mangos).
La prioridad de Jenracy es desplazar a los niños tutelados lo más rápido posible al complejo educativo de Rusinga, de manera que los trabajos de construcción se iniciaran en la parcela 2. Una vez los tutelados estén alojados en Rusinga, los gastos constantes del proyecto descenderán, puesto que todos los alumnos asistirán a la escuela en el propio centro (evitándose así el pago de tasas a otras escuelas). El gasto en alimentación también se reducirá, puesto que en la isla de Rusinga el precio de los alimentos es inferior y además, tan pronto como los alumnos se instales se empezará el cultivo de los productos básicos de su dieta, maíz y ugali.
El proyecto prevé la participación de estudiantes de la comunidad local en régimen de día, previo pago de las tasas escolares y los gastos de alimentación.

Parcela 2: esta parcela tiene aproximadamente 150 metros de largo por 50 de ancho. Está dividido en dos niveles, el primero y más ancho está en la orilla de l lago Victoria. Este es el terreno más adecuado para la construcción del huerto de hortalizas. El segundo, separado por un desnivel de unos 5 metros del primero, se encuentra al lado de la carretera. En este terreno, se construirá el edificio de la escuela de agricultura, con capacidad para 15-20 adolescentes y, los almacenes (1 clase+1 letrina+1 almacén para herramientas+1 almacén de semillas) (ver Anexos 1 y 2 para especificaciones de la construcción y de presupuesto). Igualmente, el espacio restante de este terreno se dedicará a la producción de maíz, para consumo propio. La construcción de este centro de educación especializado en agricultura tiene como objetivo formar a los estudiantes de Jenracy que hayan acabado la educación secundaria, así como dar formación a los jóvenes locales, ampliando de esta manera las fuentes de subsistencia de la región, mejorando las técnicas de cultivo. Para ejecutar el proyecto del desarrollo de la escuela de Agricultura de Jenracy se contará con la ayuda inicial de Agrónomos sin Fronteras (Madrid), tanto para diseñar los terrenos como para formar a los nuevos profesores en técnicas de cultivo sostenible. Durante secundaria, el sistema educativo de Kenya imparte cursos de agricultura, de manera que los cursos especializados que se realicen en el centro de educación agrícola de Jenracy servirán de expansión de los conocimientos que hayan sido adquiridos en la escuela previamente.

¿QUIÉN ES MAMA JANE?

Su nombre es Jane Orifa Zadock. Tiene 52 años y es viuda. Tiene 6 hijos fruto de su matrimonio de los cuales 4 están con ella. La vida le ha regalado 88 hijos más. Cuando perdió a su marido, la vida cambió.

Solía trabajar en una oficina del Aeropuerto de Nairobi. En el camino de vuelta a casa siempre veía niños de la calle que le pedían dinero para comprar comida. Hablaba con ellos y se preguntaba: ¿Qué puedo hacer por ellos? ¿Dónde duermen cada noche? En su mente surgían muchas preguntas. Una vez, volviendo a casa, se encontró con dos niños. Después de comprarles comida, aceptaron ir a su casa. Cada mes había alguien más que iba a con ella a su casa. Eran 14 junto con sus propios hijos.

En el 2004 decidió hacer algo. En aquella época y después de las experiencias que había compartido ya no podía sostener la situación. Hay muchísimos niños huérfanos viviendo en las calles que están deseando una oportunidad para mejorar su vida. Había vivido la experiencia del sufrimiento en sus propios hijos que añoraban a su padre y se dio cuenta de lo duro que era para un niño vivir cuando le falta un padre o una madre. Fue entonces cuando decidió darles una oportunidad.

En el 2009 no podía mantener a nadie más, así que decidió trasladarse a un lugar más barato dónde pudieran caber todos. Y desde entonces viven en uno de los barrios de chabolas más grandes de Kenia llamado Sinai Mukuru. Su familia crece cada año. Se ocupa de sus necesidades básicas: comida, un techo, ropa y de darles una buena educación y lo más importante de todo: EL AMOR DE UNA MADRE.

¿Por qué simpatiza con estos niños y niñas? Pues porque son huérfanos y vulnerables. Cuando ve a un niño o niña cogiendo algo para alimentarse, sabe que hay un motivo detrás de sus acciones. Esto fue lo que le motivó a crear un hogar para ellos, aunque no pueda mantenerlo. Y eso es lo que hace que deje la puerta siempre abierta a aquellos que todavía no tienen un hogar.

Verlos felices y con las necesidades básicas cubiertas es lo que le hace más feliz. En realidad no le importa todo lo que tengan que pasar si son felices en su hogar. La vida allí es difícil porque a veces sobreviven comiendo una vez al día pero está orgullosa de haber creado un hogar para todos.
Mantener a 92 niños no es una tarea fácil. Ya ha vendido todas sus propiedades, dos coches y dos terrenos, para pagar el colegio y otras necesidades. La Iglesia de Nairobi les ha ayudado en algunas ocasiones. También la Cruz Roja les ayudó durante la explosión de gas que tuvo lugar el 13 de septiembre de 2011 en Sinaí Mukuru.

Con la ayuda de una amiga española llamada Clara y de Fundación Phi se está creando Mama Jane’s Project, una asociación formada por un grupo de voluntarios unidos con un mismo fin: el de ayudar a estos niños a mejorar su condición de vida y ofrecerles un futuro mejor.
Gracias a las donaciones que recibimos de personas que apadrinan este proyecto pueden pagar el sueldo de un maestro (Bezwel) y de un trabajador social (Timon) que ayudan a cuidar de los niños.
El maestro vive con ellos e imparte clases a los más pequeños de la familia (hasta 3 años)
que son 25 en total. Otros 40 niños de 5 a 14 años estudian en una escuela del barrio de Donholm (Modern School) y luego Mama Jane tiene 11 hijos de 15 a 18 años que están estudiando secundaria en internados.

Su sueño de futuro es poder vivir en un entorno rural más saludable. Gracias a las aportaciones de particulares, fundaciones y asociaciones ya disponen de terrenos fértiles en la isla de Rusinga, situada en el Lago Victoria. Allí, se proyecta construir un nuevo hogar con escuela, granja y huerto para esta gran familia.

Estas son las historias de tres de los niños:

FELIX OCHIENG. Tiene 12 años, lo trajeron de Rusinga. Su madre murió y su padre es pescador y vive en Rusinga. Creció bien cuidado por sus padres, Félix es un buen chico que necesita apoyo para cubrir las necesidades.

IAN “ONYANGO”. Suponemos que tiene alrededor de los cuatro años. No tenemos detalles de su familia. Lo encontró Mama Jane en una rotonda con un problema importante de malnutrición. Está con ellos desde 2011.

EUGENE ZACHARY. Mama Jane supone que tiene unos seis años aproximadamente. Lo encontró en octubre de 2011 en el slum (Sinai Mukuru), apareció cruzando las vías del tren, alguien lo llevó a visitar al más anciano del slum y este lo llevó con ella. Todavía están buscando a su familia pero no la han encontrado. Han informado a la policía pero no tienen respuesta. Camina con dificultad, por lo que suponen que tiene un problema muscular u óseo.

http://mamajane.org/

https://sites.google.com/site/mamajanesproject/home/mama-jane-story/castellano

https://www.facebook.com/?ref=home#!/pages/Mama-Janes-Project/228628877228073?fref=ts

VER ARTÍCULO PUBLICADO EN "EL MUNDO" EL 01/02/2014

< >

FELIX OCHIENG, IAN “ONYANGO” y EUGENE ZACHARY

Reunión - Firma Convenio Colaboración

Foto: Marcos Soria

Reunión - Firma Convenio Colaboración

Foto: Marcos Soria

Reunión - Firma Convenio Colaboración

Foto: Marcos Soria

Rusinga Projecte perspectiva

Todos los derechos reservados. Diseño Web: Phi Design